Saavedra llamó al gobierno a querellarse en contra de Llaitul por sus declaraciones

Como un error y una mala señal política calificó el senador Gastón Saavedra las declaraciones de Héctor Llaitul quien afirmó que el robo de madera permite financiar compra de armas.

«Siento que ahí hay un error. Es una mala señal política, no tengo por qué ocultar mi opinión sobre esto. Creo que los dichos del líder de la CAM deben ser enfrentados por parte del gobierno y sin temores, sin dudas. Eso significa la presentación de una querella», declaró Saavedra.

Acerca de por qué considera un error del ejecutivo el no querellarse, dijo : «Claramente se atribuye el robo de madera para la compra y, por lo tanto, actuar a través de las armas y la violencia y sustentar por lo tanto un proyecto político separatista que no es lo que sí requiere y no es lo que los pueblos originarios anhelan. Eso es un error».

Respecto del actuar de la Fiscalía, el parlamentario por la región del Biobío, afirmó: «La Fiscalía debe actuar de oficio ante los hechos notorios y públicos del líder de la CAM, en donde llama a la violencia y reconoce además que a partir del robo de madera se compran armas. Por lo tanto, es una situación compleja, difícil y que no se puede soslayar».

Acerca del robo de madera, recordó que existe investigación, pero es necesario profundizarlas para dar con los responsables.

«En el caso de lo que salió publicado en por parte de Radio Biobío, que deja de manifiesto que claramente en los momentos en que se llevaba a cabo investigaciones por parte del Servicio de Impuestos Internos, el gobierno, el Presidente Piñera desactivó todo esto y permitió que empresarios pudieran seguir con la receptación de la madera que era sacada de predios que a veces estaban en recuperación denominados así, o de simplemente robo de predios que eran explotados», declaró ante las consultas respecto del reportaje publicado por Radio Biobío.

Y llamó a que las instituciones y sus funcionarios tengan una «actuación firme y clara y categórica para sancionar estos hechos que no pueden continuar en el país».